Que hacer si no me puedo concentrar

Autor Lic. Marcelo Sitnisky

En la guía que te presento encontrarás pequeños pasos que te ayudarán cuando te salte la duda sobre que hacer si no me puedo concentrar.

Concéntrate en el éxito


Imagina que estás jugando al golf y tienes que dar el siguiente golpe para meter la bola en el agujero. Tienes ante ti toda la extensión de césped y al final puedes observar tu meta, la bandera. A tu derecha puedes observar un banco de arena y a la izquierda un pequeño lago. Miras a derecha e izquierda contemplando los obstáculos que tienes que salvar y te preparas para dar el golpe.
Que hacer si no me puedo concentrar
Sin previo aviso tu cabeza se pone a darle vueltas a lo que ocurrirá si la pelota cae en la arena, y si una vez en ella no puedes golpearla, si eso significará hacer el ridículo ante los espectadores, si ello pondrá en entredicho tu capacidad como golfista y poco a poco te vas poniendo más y más nervioso. Cuando te dispones de nuevo a golpear, tu cabeza viaja hacia el pequeño lago y no puedes pensar en otra cosa diferente del hecho de lo que ocurrirá si tu pelota cae en el lago, si eso hará que los demás dejen de apreciarte, te convertirá en un fracasado, no podrás soportarlo y te deprimirás, etc. Es así como salta entonces el “no me puedo concentrar”.
Finalmente, te colocas delante de la pelota para golpearla e introducirla en el agujero, pero en lo único que piensas realmente es en no meter la bola en el banco de arena y en no tirarla al lago. Toda tu energía mental está concentrada en ello, tanto que has olvidado tu objetivo. Cuando golpees, tu bola acabará en la arena o en el agua.
Esto es lo que nos ocurre muchas veces cuando tenemos que hacer frente a un desafío. Nos paramos una y otra vez a pensar todo lo que puede salir mal, en todos los obstáculos que encontramos y nos olvidamos de fijarnos en lo que realmente importa, en el objetivo por el cual estamos luchando. Por ello, te invito a no perder el enfoque. Concéntrate.

Ejercicios fáciles para mejorar la concentración y decirle adiós al “no me puedo concentrar”

Te recomiendo los practiques, tanto como lo necesites, y a ganarle la batalla al “no me puedo concentrar”, y puedes encontrar más ejercicios en nuestro blog

• Piensa en una figura geométrica (cuadrado, círculo). Trata de imaginarla de la forma más exacta posible e intenta mantenerla durante un tiempo en tu mente mientras realizas otras tareas cotidianas. Cuando logres hacerlo con facilidad, puedes combinar dos figuras entre sí (círculo dentro de cuadrado) y mantén dicha imagen por un rato.
• Coge un libro y cuenta todas las palabras que haya en un párrafo largo, o en un conjunto de párrafos si son cortos. Cuando termines anota el número de palabras y vuelve a contarlas para comprobar si es correcto. Practica diariamente y notarás como poco a poco mejora tu concentración.
• Visualiza un punto del color que quieras, mantén esa imagen en tu mente al menos treinta segundos. Con la práctica, aumenta el tiempo hasta llegar al menos a los cinco minutos.
• Coge un objeto cotidiano al que no prestes mucha atención y concéntrate en él, observalo desde todos los puntos de vista, girándolo, notando su tacto, temperatura, olor, gusto… centra toda tu atención en él mientras realizas esta tarea.
Mujer concentrandose
Lic. Marcelo Sitnisky Psicologo Cognitivo Conductual Sistémico

MN 44790

BIENVENIDOS
a Terapia Virtual el Primer Portal de Psicoterapia Virtual en Latinoamérica